“Porque los niños son la esperanza del mundo”

El amor incondicional por la profesión a veces llega a trascender los niveles asistenciales propiamente dichos, para convertirse en un sentimiento profundo y sincero que se expresa en un actuar comprometido con el bienestar físico y emocional de los pacientes.

La Dra. Anaisa Fumero Silvosa, Especialista en Pediatría, quien llegara a Bolivia en noviembre del 2018, e incorporada a la BMC del Hospital Municipal de Caranavi, constituye un ejemplo de ello.

La Dra. Anaisa es la única pediatra en el hospital de Nivel 2, y se encuentra atendiendo una población de alrededor de 53000 habitantes, más los pacientes admitidos en la sala, tarea que emprende a diario con gran compromiso y devoción.

Cuenta la doctora con mucho orgullo y satisfacción que en esta, su primera misión internacionalista, ha tenido experiencias inolvidables, y que devolverle la sonrisa a los niños es su objeto y centro en Caranavi.

También te podría gustar...